Los Valles del Pirineo

Como si fuera su columna vertebral, al norte de Cataluña aguarda un escenario natural en el que una amplia gama de colores, que va del gris de cumbres que superan los 3.000 metros a los verdes intensos de los prados, se despliega a los ojos del viajero. Más allá de esta potencia paisajística, los Pirineos de Cataluña se caracterizan por atesorar un importante legado, alguno de tan extraordinario valor que es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Los espacios y monumentos más representativos, como el Parque Nacional de Aigüestortes i estany de Sant Maurici o el románico de la Vall de Boí, dejan paso a otros muchos rincones que guardan en secreto la esencia del territorio. Inviernos blancos, otoños gastronómicos, primaveras para echarse al bosque a caminar, veranos a la fresca… En los Pirineos de Cataluña, cada estación tiene sus propios encantos.

¡Ven a descubrirlo!